Skip to main content

ECLESIOLOGÍA PANDÉMICA: Cómo un virus nos obligó a mejorar

«La crisis del COVID-19, puesta en perspectiva histórica, no es mayor o más grave que muchas otras que ha sufrido la humanidad -y la iglesia- a la largo del tiempo. Sin embargo, ha desafiado nuestra estructura y nuestra forma de hacer iglesia en los últimos meses. La virtualidad de la Iglesia, no obstante, lejos de ser un desafío para la fe del creyente o la existencia misma de la iglesia, puede ayudarnos a redefinir y comprender nuestra esencia. Y así estar mejor preparados para cumplir la gran comisión de forma creativa y eficiente”.

Daniel Bosqued
+ posts

Deja un comentario